ES UNA REALIDAD «HAY LUZ EN EL VELODROMO DE LOBOS»

8 de Marzo del 2012 “el día que el velódromo lobense “Vio la Luz”

 

Algo de historia del ciclismo en Lobos…Lobos tuvo como escenarios para la disputa de competencias de ciclismo en décadas pasadas, varios lugares de nuestra ciudad, donde los ciclistas de la época reunían multitudes. En el parque municipal, existía un velódromo de tierra, el cual era el epicentro de gloriosas jornadas, donde multitudes se acercaban y miraban expectantes las polvorientas definiciones de las competencias, de aquellos jóvenes, quienes hoy día, actuales veteranos siguen girando sobre las ruedas finas. Quizás por mantenimientos costosos este escenario quedo inactivo y fue reemplazado , por el callejero circuito ubicado en el barrio de la Plaza Tucumán, en donde el ciclismo local llego a tener más de 50 competidores en la década del 80.Tal era el crecimiento de este deporte ,que a raíz de algunos accidentes de los ciclistas en la ruta, al no poseer un lugar para poder entrenar, surge la “loca” idea de la realización de un velódromo asfaltado , en donde todos pudieran  entrenarse y correr sin arriesgarse a pedalear en la ruta.

Corría los tiempos del gobierno municipal de la UCR al mando de Humberto Maglione, a quien la Sub Comisión Municipal de Ciclismo de entonces se acerca con la inquietud y luego de gestionar los fondos, y de duros debates en el consejo deliberantes, en donde los ciclistas en gran cantidad, presenciaban las sesiones,  presionaban para que el proyecto se llevara a cabo.
Fue así como nace el actual velódromo municipal en el año 1991 , con una inauguración impresionante , llegando a convocar más de 400 pedalistas, que quedaron deslumbrados con la pista, como el caso del infantil de esos años Walter Perez , Juan Carlos Haedo y muchos más.
Luego de gloriosos años de ciclismo en Lobos, lamentablemente la rueda comenzó a detenerse, quizás las diferentes crisis económicas, y el mal manejo de las organizaciones, fueran las detonantes para que aquel soñado velódromo, quedara inactivo por más de una década, e intransitable por la falta de mantenimiento.
Al detenerse la actividad, también decreció la cantidad de adeptos, quedando en competencia solo un puñado de corredores, quienes con gran esfuerzo, debían viajar para despuntar el vicio y poder correr en otras ciudades. Ese pequeño puñado de verdaderos ciclistas fueron quienes deciden volver a traer la actividad en Lobos y tomando la solución más rápida, comienzan a realizar pequeñas competencias en el viejo pero efectivo circuito callejero de la plaza Tucumán nuevamente, el cual fuera el puntapié para que aquellos que por distintas razones, abandonaron el ciclismo, descolgaran la bicis flacas y todo volviera a rodar otra vez. Con el velódromo municipal en gran parte intransitable por su abandono, nace la idea de recuperarlo, y comienzan a juntar fondos, con  “EL TOUR DEL LECHON CICLISTA”, que consistía en pasear un asador en un carretón, con un lechón en plena cocción (gentileza de Ángel Chiodo, pionero en la realización del velódromo) y vender números para su sorteo, el cual al llegar la noche era sorteado en la plaza 1810 y  entregado al beneficiado. Con dicha rifa se logra juntar $3000, los cuales eran insuficientes para la reparación, es ahí en donde el actual gobierno de Gustavo Sobrero, se hace cargo de la obra, y le vuelve a dar a Lobos un velódromo apto para la práctica del ciclismo. Con el dinero recaudado la renovada Sub Comisión de Ciclismo Municipal, compra 16 Columnas para un futuro Alumbrado del mismo, la cual comienza con algunas competencias nuevamente y luego, al no tener los resultados esperados renuncia y queda inactiva.
Aparece una nueva organización del Lobos Athletic Club, quienes realizan un corto campeonato sabatino  de 10 fechas y nuevamente el ciclismo queda inactivo, hasta que llega, La Sub Comisión de Ciclismo del Club Los Naranjos, quienes con gran esfuerzo y dedicación reflotan la actividad en Lobos nuevamente y el ciclismo vuelve a tener la trascendencia que nunca debía haber perdido, con más de 70 ciclistas locales y multitudes que llenan nuestro parque sábado tras sábados. A su vez un grupo de corredores  y adeptos          encabezada por Juan Cruz Avagnina forman una nueva agrupación, representando al Club Salgado y deciden realizar competencias una vez por mes los domingos, lo que refuerza aun más el actual Ciclismo en Lobos, y ellos mismo deciden, realizar la gestión de la iluminación, la cual hoy 8 de Marzo del año 2012, con la gestión del Club Salgado y la realización de Gobierno Municipal de Gustavo Sobrero se logra la tan ansiada iluminación.
Felicitaciones a todos los que hicieron, hacen y harán algo bien, que le siga sumando al ciclismo lobense.
By Gustavo Morena.
Share

One comment

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *